jueves, 10 de mayo de 2018


Hoy la República Dominicana recuerda con ahincó a un hombre que con su voz y su carisma conquisto el corazón de los Dominicanos y en especial a su partido, hoy lo recordamos con mucho cariño, dice un dicho que 20 años no son nada pero tu partida nos dejo un gran dolor en el corazón, su ejemplo de hombre puro y sincero hoy te recordamos compañero Dr. José Francisco Peña Gómez.

Que tus palabras no se aparten Peña Gómez eres el ejemplo más elocuente de cómo un hombre de origen humilde, nacido en piso de suelo y techo de yaguas, puede erigirse, con el paso del tiempo, en un personaje que resume en sí las más encumbradas cualidades humanas, aquellas que el talento individual es capaz de alcanzar con el esfuerzo tesonero y las coloca al servicio de las mejores causas de un pueblo que, a pesar de sus angustias, jamás ha dejado de luchar por construir una vida mejor.

Sus últimas palabras fueron para sus adversarios  “Yo amo a mi pueblo, a mi país. A lo largo de toda mi vida he pagado un precio por eso. He recibido ataques feroces, a veces frontales, a veces con veneno más sutil, como ahora. Pero yo los perdono. Mis adversarios pueden contar conmigo, con mi perdón”. Esas fueron las últimas palabras que Peña Gómez dirigió al país a través de un spot de televisión que fue transmitido esos últimos días de la campaña electoral de 1998.

Poco después de 1994 comenzaron los primeros síntomas del cáncer pancreático que le aquejaba. La enfermedad cedió después de un tratamiento en los Estados Unidos. Más tarde, el cáncer reapareció. Murió de un edema pulmonar el 10 de mayo de 1998 en Cambita Garabitos, San Cristóbal, 6 días antes de las elecciones congresionales y municipales donde se postulaba como síndico de Santo Domingo. Después de su muerte el PRD logró mayoría en las elecciones de ese año.

De verdad  los políticos de nuestra Republica Dominicana, han  aprendido  algo de este gran hombre que con su carisma y discurso movía enérgicamente a multitudes, no solo a caminar en aquel sol radiante de nuestro país si no en todo el territorio nacional.

Parece que es un día de fiesta para brillar de unos cuantos políticos que solo piensan en su bienestar propio, olvidándose siempre del pueblo y de la gente.

Tus huellas nunca serán borradas porque fuiste grande, siempre estarás en la historia porque estás vivo en el pensamiento de muchos.

por Edward Calderon

0 comentarios: